miércoles, 28 de marzo de 2007

Quiénes somos cuando soñamos

A veces me pregunto quiénes somos nosotros en nuestros sueños.
¿Seremos sólo un holograma con imagen y timbre de voz idénticos al nuestro, creado de nuestra mente? ¿O quizás un personaje igual a nosotros, al que nuestro inconsciente pone en diferentes situaciones y escenarios para que no nos aburramos tanto mientras dormimos?
Nuestra mente durante el sueño es una conexión hacia todo. Hacia nuestro inconsciente; nuestro pasado, presente y futuro; nuestros sueños; nuestras pesadillas; nuestros recuerdos... Es una conexión con lugares y personas que todavía ni conocemos, pero por otro lado si llegás a conocer a alguien de tus sueños, es como si ya lo conocieras. Porque lo conociste en tus sueños. Yo misma a veces me asombro cuando, sin saber cómo, sé qué va a pasar antes de que pase. ¿Cómo puede ser esto? ¿Cómo puedo saber lo que me va a pasar exactamente dentro de unos años? Volviendo un poco a la parte de quiénes somos nosotros en nuestros sueños:
Hay sueños que son demasiado raros y no tienen a simple vista significado alguno. Sólo ayudan si los sabés interpretar bien, y para jugar un par de numeritos en la quiniela. Y nada más. El personaje nuestro ( o por lo menos, el mío ) en este tipo de sueño no siente nada físicamente. Si me golpean no duele, si me tocan no siento. Pero hay otro tipo de sueños en los que ahí comienzo a creer en que mi personaje ( o sea yo misma ) en ese sueño no es mi propia imagen creada en mi cerebro sino que VERDADERAMENTE SOY YO. Es, quizás, mi espíritu, alma o esencia, PERO SÉ QUE SOY YO.
En estos sueños, una parte de mí se va hacia algún lugar del universo en donde no existe la tristeza, y todo lo malo que hay en este mundo real ya no existe. Puedo sentir la piel y el olor de la otra persona; su calor y hasta la suavidad y humedad de sus labios. Es un sentimiento REAL que no se compara a nada, y cuando despierto, siento que esa persona sigue ahí conmigo, pero ya no está. Mi "yo" volvió a mi cuerpo y a este mundo de mierda en donde nada se compara a los sentimientos encontrados en mi sueño. Que no es un sueño sino una realidad.
Y también creo que cuando en estos "sueños" sueño con otra persona, es porque los dos teníamos tantas ganas de vernos, que "arreglamos" en nuestro descansar un encuentro juntos. Y verdaderamente nos encontramos, en lo que yo llamo "viajes mágicos" ( uy que cursi ). Y ambos sabemos que nos encontramos. Y ambos lo sentimos tan lindo como siempre, como cuando era una realidad. ¡Uy! Me acabo de dar cuenta que existen las almas gemelas. Pero eso es otro tema...

0 click y dejá tu comentario: