viernes, 10 de abril de 2009

Ira, computadora y cama

Decidida a contrarrestar los efectos de la ira que me provocó mi mamá irrumpiendo en mi pieza para joder (ya se le hizo costumbre, entra gritando: "mira la hora que es y vos ahí con la computadora" o bien "te voy a sacar el internet" y también "ahora te corto la luz, y quiero ver ahí como tocas la computadora", que es la mejor porque se olvida que tengo una notebook y que no necesita electricidad); irrumpiendo en mi madrugada, MI santa madrugada; intocable y ajena a cualquier cosa que no esté en una ventana de messenger o sea mi gata; decidí apagar las luces y llevarme la compu a la cama. ¡Minga me voy a acostar! "Si Magui no va a la computadora, la computadora va a Magui" tramé. No iba a dejarme vencer tan fácilmente; ni quería quedarme con la impotencia de caer abatida ante mi vieja, justo ante "La Comandante Injusticia". Como sabía que si seguía en el escritorio se venía el ojotazo (hay que ser rebeldes pero no boludos) terminé con la compu en la cama. Así que ahí estaba, tapada hasta la cintura con un kilo y pico de microchips sobre la panza. Abrí el WordPad (sí, dije WordPad; no Word) y me quedé impresionada de como me salían las palabras. Siempre me vivía quejando (reclamos de mi mente a mi misma, reclamos que yo sola escucho) que cuando me iba a acostar se me ocurrían un montón de cosas, y cuando estaba en mi escritorio dispuesta a escribir me olvidaba todo; y me dí cuenta entonces que juntar las dos cosas (cama + compu) funcionó. Mientras estaba a la espectativa de cualquier ruidito a madre insoportable, las cosas fluían solas hacia el teclado. Y así es como se originaron un montón de los post más recientes de este blog. Con una mezcla de impotencia y picardía boluda de pensar "Uy, que viva y mala que soy, que estoy con la compu igual".
Tal vez perdí al ceder el pedido incoherente (era feriado, no jodía a nadie) de "La Comandante Injusticia" otra vez, pero gané mucho pensando que soldado que huye sirve para otra guerra. Feliz de haber salido victoriosa, astuta y no haber interrumpido mis actividades sagradas, me declaré un empate.

3 click y dejá tu comentario:

Ernesto Poirot dijo...

suele pasar, las madres son un dolor de huevos para todos los hijos. Y a mi me vive pasando.Primero, pq "no hacia nada".Bien, me puse a estudiar, saque el cbc. No les alcanzo. Me puse a trabajar y estudiar. ¿Les alcanzo? No. Me tuvieron q echar de casa !
Dont Worry, las madres son asi de hincha bolas, pero algunos no soportamos ya q no nos dejen crecer

Ernesto Poirot dijo...

A proposito, el diseño del blog asi quedo mucho mejor !

javier dijo...

Me párese un excelente blog con una muy buena y atractiva temática, saludos y hasta siempre.

Firma: http://lomascodiciadodelplaneta.blogspot.com